Home / La Otra Honduras III Parte / CÓMO ERA FÍSICAMENTE EL SABIO VALLE

CÓMO ERA FÍSICAMENTE EL SABIO VALLE

Una de las tristezas con que nos topamos quienes gustamos de la historia es la falta de imágenes. Acostumbrados como estamos en esta época al vídeo (no video), a la fotografía digital instantánea, nos olvidamos de que hace menos de cien años estos avances ni siquiera se pensaban y los que habían, se consideraban poco menos que milagrosos. Del libro “Oro de Honduras”, de don Ramón Rosa, he aquí una semblanza:
“José Cecilio del Valle era de regular estatura, ni alto ni bajo; era de esos hombres que no impresionan ni por lo exiguo ni por lo grande; sus formas constituían un conjunto armónico; su color era trigueño; su cabeza era pequeña, pero esférica; su frente era ancha, espaciosa, pero un tanto limitada por el pelo echado hacia adelante; tenía ojos pequeños y vivísimos, y de un negro profundo en que reverberaba mucho de la luz meridional de las ardientes playas de Choluteca; su nariz era regular y sus mejillas, ligeramente cóncavas y empalidecidas, hacían resaltar sus pómulos , dándole un interesante aspecto reflexivo; su boca era graciosa, con sus labios un tanto contraídos, contracción que se notaba más por la ausencia del bigote; el resto de su cuerpo era proporcionado y delgado, aunque no flexible pues había en los movimientos y en la apostura de Valle algo de tiesura y mucho de severidad. Vestía con cierta sencilla elegancia. Usaba blanquísima camisa de alto cuello que casi le ocultaba las partes laterales de la barba; llevaba enorme corbata, de finísima seda blanca, muy anudada, levita de paño negro, abotonada de arriba abajo que ocultaba en su totalidad el chaleco, y pantalones del mismo color, perfectamente tallados.
En lo moral, Valle era hombre entero, inflexible en la línea de su deber, de costumbres regulares, austeras, severísimas, y no obstante poseía un alma muy afectuosa, muy apasionada. Tenía la conciencia clara de su propio valer y era hasta orgulloso; tenía talvez el único orgullo excusable; y sin embargo era dulce, afabilísimo en el seno de la amistad y de la familia y muy caritativo para con los desvalidos”.
Y ahora, usted también lo sabe.

 

Check Also

UN PEDACITO DE LA TRINIDAD…

Publicación Vista: 866

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proximamente Honduras en sus Manos - TURISMO

  • Actividades
  • List Item #2
  • List Item #3

Sub- Heading Text Goes here Tease them

A %d blogueros les gusta esto: