Home / La Otra Honduras III Parte / ESTRADA PALMA Y HONDURAS (2)

ESTRADA PALMA Y HONDURAS (2)

Esta es la segunda parte que les había ofrecido del relato que sale de la pluma de doña Margarita García-Estévez, (Ph.D y profesora en el Departamento de Psicología en Montclair State University, New Jersey) sobre el paso del primer presidente de Cuba por Honduras y su relación cultural y sanguínea con nosotros:

En este tiempo Estrada Palma vivía en la casa de su primo. En la acera de enfrente, vivía Doña Anita Arbizú, viuda del ex-presidente de Honduras el General Santos Guardiola, con sus cinco hijas. Una de ellas, Galatea tocaba el piano, y Doña Anita frecuentemente tenía invitados a participar en «tardes musicales» en su casa. En esas tertulias comenzó un romance entre el «solterón» Estrada Palma de casi 45 años y la joven Genoveva Guardiola Arbizú de solo 23 años. El 15 de mayo de 1881 se casaron, siendo testigos de la boda un hermano y una hermana de Genoveva y José Joaquín Palma y su esposa.

Las cosas le iban muy bien al novio. Era conocido y respetado por la sociedad de Tegucigalpa. Lo invitaban a decir discursos en actos oficiales. Tenía un ingreso adecuado. Estaba enamorado y ya venía el primer chiquillo en camino. Pronto añadiría otros cargos mucho más de su gusto: profesor del Instituto Nacional de Segunda Enseñanza, y más tarde Director del mismo Una estrofa del verso «A Tegucigalpa» de José Joaquín Palma le pegaba muy bien:

Hoy vivo feliz aquí
En este vergel risueño:
Aquí siento y aquí sueño
Con amor tan soberano,
Que si no fuera cubano,
Quisiera ser hondureño!

Pero Marco Aurelio Soto y Ramón Rosa, los amigos más poderosos de los cubanos en Honduras, renunciaron sus cargos y abandonaron el país. Es posible que haya sido por evitar un encuentro armado con Justo Rufino Barrios, que desde Guatemala se mostraba más y mas hostil a su antiguo protegido Soto. Es posible que la salud de Soto haya tenido algo que ver. Lo cierto es, que el grupo de cubanos que se había establecido en Honduras empezó a desbandarse. Estrada Palma, Genoveva y el recién nacido José Manuel Estrada Guardiola partieron también, hacia Central Valley en el estado de Nueva York donde tenían conexiones.

En Central Valley, Estrada Palma volvió a adquirir una posición de respeto e importancia. En sociedad con los esposos Cornell, estableció el Instituto Estrada Palma, una escuela bilingüe y bicultural donde muchos jóvenes hondureños, argentinos, mexicanos y cubanos, así como norteamericanos locales fueron a estudiar. Cinco hijos mas les nacieron a Tomás y Genoveva en Central Valley. Pero Central Valley estaba muy cerca de la ciudad de Nueva York, donde el prócer José Martí estaba preparando una nueva lucha por la independencia de Cuba. Martí iba frecuentemente a Central Valley, a conversar con Don Tomás a quien el llamaba «mi almohada,» lo que demostraba la confianza que le tenía. Estrada Palma tenía que unirse al esfuerzo independentista.

En 1895 comenzó la Guerra de Independencia cubana. José Martí, el alma y cerebro de la operación decidió ir a Cuba en contra de las advertencias de todos y le pidió a Estrada Palma que se hiciera cargo de la dirección del esfuerzo durante su ausencia. Escasamente dos meses después, muere en batalla José Martí. Estrada Palma entonces fue elegido por unanimidad de las delegaciones cubanas y clubes en Estados Unidos y aceptó la inmensa labor de dirigir el esfuerzo libertador desde el extranjero y prácticamente abandona su Instituto.

Doña Genoveva y los niños se quedaron en Central Valley y pasaron severas privaciones económicas por varios años, hasta el final de la guerra, En 1899, con los españoles vencidos y Cuba en manos de un gobierno provisional de Estados Unidos, Estrada Palma regresó a su hogar y a su escuela y participó de planes de fundar la Universidad Estrada Palma en el mismo pueblo, Pero en 1901 la Patria lo llama de nuevo, esta vez en la persona del Generalísimo Máximo Gómez, el jefe militar de la campaña de Cuba. Gómez fue en persona a Central Valley a tratar de convencer a Estrada Palma a que aceptara postularse como Presidente en las elecciones que habrían de tener lugar el último día del año 1901.

Después de mucho pensarlo, y recibir cartas de varios generales mambises veteranos de la guerra y después de los argumentos del generalísimo, Estrada Palma otra vez decidió darlo todo por la patria. Aceptó la postulación y fue elegido. Fue inaugurado como primer presidente el 20 de mayo de 1902. Ese día, una hondureña, Genoveva Guardiola Arbizú, hija de presidente (Santos Guardiola) se convirtió en esposa de presidente y primera Primera Dama de la nueva República de Cuba.
Y ahora, Usted también lo sabe.

Check Also

UN PEDACITO DE LA TRINIDAD…

Publicación Vista: 868

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proximamente Honduras en sus Manos - TURISMO

  • Actividades
  • List Item #2
  • List Item #3

Sub- Heading Text Goes here Tease them

A %d blogueros les gusta esto: