Home / La Otra Honduras III Parte / LOS PRIMEROS QUE VIERON COPÁN

LOS PRIMEROS QUE VIERON COPÁN

Debido a un viaje reciente a tierras olanchanas, en donde me contaron sobre cuevas aún por explorar, cerros con esqueletos y restos arqueológicos que -como la Ciudad Blanca- han formado parte del patrimonio cultural local durante larguísimos años sin que nadie se interese por rescatarlos, al extremo de usar a veces piedras de sacrificio como base para construcciones modernas, he estado buscando nuevos datos sobre la arqueología en Honduras. Don Luis Mariñas Otero nos sirve como introducción y espero poder visitar el Instituto Hondureño de Antropología e Historia en busca de nuevos detalles:
Hernando de Chávez, que conquistó la región en 1530, lucha en los montes circunvecinos contra el cacique Copán Galel sin llegar a conocer las ruinas, cuya primera referencia aparece en la carta cuyo original se conserva hoy en la colección de manuscritos del Museo Británico que, el 8 de marzo de 1576, dirige al rey Felipe II el licenciado Diego García de Palacio, oidor en Guatemala, que visitaba el Reino comisionado por la Audiencia, cuando relata: «En el primer lugar de la provincia de Honduras, que se llama Copán, están unas ruinas y vestigios de gran población y de soberbios edificios, tales, que parece que en ningún tiempo pudo haber en tan bárbaro ingenio como tienen los naturales de aquella provincia, edificio de tanto arte y suntuosidad».
Es esta la primera noticia sobre Copán que llega al Viejo Mundo, que sería confirmada por otros cronistas españoles.
Medio siglo después en 1629 Antonio Vásquez de Espinoza se muestra tan maravillado como desconcertado ante aquellos restos de épocas pasadas, cuyo origen nadie conoce: «Junto al pueblo de Copán escribe hay unos soberbios edificios de tiempos inmemoriales, que de muchas edades se ha perdido la memoria y noticia de los que los hicieron y fabricaron por su gran antigualla…, éstos son muy parecidos a los que se hallaron en Yucatán».
Otro medio siglo después en 1689 el cronista guatemalteco Fuentes y Guzmán, que en su «Recordación Florida» no pierde oportunidad de exaltar la tradición y el pasado del Reino de Guatemala, hace de nuevo la descripción de las ruinas, a las que, sin embargo, parece no haber conocido directamente, sino a través del relato de escritores anteriores o referencias populares.
Alcanzada la independencia centroamericana, el Gobierno de Guatemala envió en 1834 al coronel irlandés, al servicio de Centroamérica, John Gallagher (que había españolizado su nombre en Juan Galindo) para que, por primera vez en la larga historia de las ruinas de Copán, hiciese un estudio sistemático de las mismas y las diese a conocer al exterior. El coronel Gallagher creyó que se encontraba dentro de los límites del Estado de Guatemala y emitió sobre ellas un dictamen que no fue nunca publicado. Por lo que iba a corresponder a un norteamericano, John L. Stephens, la gloria de popularizar Copán.
Y ahora, Usted también lo sabe.

Check Also

UN PEDACITO DE LA TRINIDAD…

Publicación Vista: 870

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proximamente Honduras en sus Manos - TURISMO

  • Actividades
  • List Item #2
  • List Item #3

Sub- Heading Text Goes here Tease them

A %d blogueros les gusta esto: