Home / La Otra Honduras III Parte / MAZATL Y PIZACURA

MAZATL Y PIZACURA

Hoy les traigo una historia que me ha sorprendido gratamente. Entre esas lecturas constantes necesarias para estas páginas, han aparecido dos personajes que -al menos para mí- eran completamente desconocidos en nuestra historia. Del libro de don Francisco López de Gomara, “Historia de la Conquista de México” -y otras fuentes-, leemos:

La Guerra de Papaica…mandó Cortés a Hernando de Saavedra que entrase por la tierra a ver qué cosa era, con treinta compañeros a pie y otros tantos a caballo. El cual fue, y anduvo hasta treinta y cinco leguas por un valle de muy buena tierra y pueblos abundosos de toda cosa de comer y pastos; y sin reñir con nadie atrajo muchos lugares a la amistad de cristianos, y vinieron veinte señores ante Cortés a ofrecérsele por amigos, y cada día traían a Trujillo mantenimientos, dados y trocados. Los señores de Papaica y Chapaxina estaban rebelados, aunque enviaban algunos de sus pueblos. No quisieron escuchar. Hubo a las manos por buenas maneras que tuvo, tres señores de Chapaxina; echóles grillos. Dióles cierto término, dentro del cual poblasen sus pueblos, con apercibimiento que no lo haciendo serían bien castigados. Ellos mandaron luego venir toda la gente y ropa, y él los soltó. Llamábanse Chicueitl, Potlo y Mendereto.
Los de Papaica ni sus señores no quisieron venir ni obedecer. Envió allá una compañía de españoles a pie y a caballo, y muchos indios, que saltearon una noche a Pizacura, uno de los dos señores de aquella ciudad y prendiéronle; el cual, preguntado por qué había sido malo e inobediente, dijo que ya se hubiera él venido a dar, sino que Mazatl era más parte con la comunidad, y no consentía en la paz ni amistad de cristianos; pero que lo soltasen y lo espiaría para que le prendiesen y ahorcasen; y que si lo hacían luego, la tierra estaría pacificada y poblada; mas no fue así, aunque le soltaron y se prendió a Mazatl; a quien fue dicho lo que Pizacura decía, y mandado que dentro de un cierto plazo hiciese venir de la sierra a sus vasallos a poblar a Papaica, y como no se pudiese acabar con él, trajéronlo a Trujillo. Procesaron contra él y sentencióse a muerte, la cual se ejecutó en su propia persona, que fue gran miedo para los otros señores y pueblos, porque luego dejaron los montes, y se vinieron a sus casas con sus hijos, mujeres y haciendas, sino fue Papaica, que jamás quiso asegurarse después que Pizacura estuvo suelto; contra el cual se hizo proceso, porque estorbaba la paz, y contra ellos porque no volvían a sus ciudad; y así, se les hizo guerra, habiéndolos primero requerido con paz y protestado justicia. Prendieron en ella obra de cien personas, que fueron dados por esclavos. Prendióse Pizacura, y aunque estaba condenado a muerte, no le mataron, sino tuviéronle preso con otros dos señorcetes y con un mancebo que, según pareció, era el señor verdadero, y no Mazatl ni Pizacura, que, con nombre de curadores, eran usurpadores.
Hasta aquí por hoy. Sumamos nuevos nombres a los de Elempira, Toreba, Benito, Cicumba, Copán Galel. Y no es cosa poca.
Y ahora, Usted también lo sabe.

Check Also

UN PEDACITO DE LA TRINIDAD…

Publicación Vista: 868

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proximamente Honduras en sus Manos - TURISMO

  • Actividades
  • List Item #2
  • List Item #3

Sub- Heading Text Goes here Tease them

A %d blogueros les gusta esto: