Home / La Otra Honduras III Parte / UN PEDACITO DE LA TRINIDAD…

UN PEDACITO DE LA TRINIDAD…

Del libro “Ascenso y caída del General Morazán”, del amigo Danilo Sierra, he tomado este corto relato. Como podrán imaginarlo, se trata de historia novelada, lo que permitirá que, juntos, nos traslademos por un instante al momento de mayor gloria de nuestro héroe.Que lo disfruten:

Un sol tempranero brillaba sobre los cañones pardos de los fusiles y despedían destellos las bayonetas. ¡Por el flanco derecho atacaba el General Morazán! 
Montaba un caballo negro, revoloteando su sable al viento y hasta mí llegaban sus gritos de batalla. 
¡Dios mío, que espectáculo! Avanzaba sin miedo, repartiendo tajos a izquierda y derecha, jineteando con habilidad el gran ruano que montaba y que el llamaba “Lucero”, las balas silbaban a su alrededor, pero nada lo detenía, era como una ciega fuerza de la naturaleza. Créeme, Poeta, aunque viva mil años, jamas olvidaré ese día. 
Como un muro que se derrumba, ante la fuerza impetuosa de la corriente, las fuerzas enemigas empezaron a ceder, y las fuerzas Morazanistas enardecidas, empezaron la carga con bayoneta calada.
Y olvidando mi temor e inflamado de valor, iniciamos el ataque. 
Mis hombres y yo, bajamos a la carrera, gritando, aullando y dando vivas al General Morazán. 
Ante aquella nueva carga y el ruido ensordecedor de la batalla, los millistas se desmoralizaron, tirando sus armas y emprendiendo veloz carrera al cerro de la Trinidad, en franca desbandada. 
Otros grupos del ejército invasor huyeron en dirección a Santa Ana y Ojojona, en donde fueron copados por el Teniente José Antonio Marquez. 
Ante su inminente captura, y la furia del enemigo, el Coronel Milla se aterrorizó, y sin pensarlo dos veces, cambió su entorchado uniforme del General, por el de un humilde soldado y emprendió la fuga a la Villa de Tegucigalpa. 
Como a las tres de la tarde la batalla concluyó. Ahí capturó el General Morazán gran cantidad de armas y la correspondencia oficial de Milla, así como pertrechos y alimentos. 
Ese mismo día, envió un correo personal a Tegucigalpa informando de su victoria y su arribo victorioso a la ciudad. 
Y ahora, Usted también lo sabe.
Lo esperamos en Paseo Los Próceres, primer local, calle de por medio a supermercado Paiz.
Porque el café es cultura.
La Estancia Café.

Check Also

COSAS DE LA ALDEA

Publicación Vista: 940 Veo que han preferido las historias ya terminadas, así que así seguiremos, ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proximamente Honduras en sus Manos - TURISMO

  • Actividades
  • List Item #2
  • List Item #3

Sub- Heading Text Goes here Tease them

A %d blogueros les gusta esto: