Home / Honduras en la Historia / 11 de Octubre 1886, General Longino Sánchez Preside Tribunal que Condena a Muerte a Emilio Delgado y Compañeros.

11 de Octubre 1886, General Longino Sánchez Preside Tribunal que Condena a Muerte a Emilio Delgado y Compañeros.

Español

El 11 de octubre de 1886 un Tribunal de Guerra presidido por el General Longino Sánchez, reunido en la ciudad de Comayagua, pronunció sentencia de muerte contra el General Emilio Delgado y sus acompañantes en la operación bélica realizada sin éxito contra el Presidente de la República, General Luis Bográn.

El Tribunal en referencia se integraba con los señores Generales Longino Sánchez, Ramón Zelaya Vijil y Andrés Matute, en carácter de Jueces propietarios; el Comandante Primero Antonio Castelar, como Secretario; como instructor, el Coronel José María Bustamante ; el Comandante Alejandro Fiallos, como Secretario del Instructor y el Teniente Coronel Próspero Romero, como Fiscal.

Como ya lo hemos dicho en otras ocasiones, actuó como defensor de los acusados el Abogado Luis Alberto Castillo, quien recibió asesoría del Doctor Celio Arias, residente en Comayagua, y del Licenciado Policarpo Bonilla que tenía su domicilio en Tegucigalpa. Sostuvo la defensa que los reos no habían cometido el delito de traición, pues no habían hecho armas contra el estado de Honduras sino contra el personal del Poder Ejecutivo y pidió que a los detenidos se aplicara la pena a que se habían hecho merecedores como reos de delito contra la seguridad interior del Estado, no debiendo la sentencia afectar en ninguno de ellos la garantía constitucional de la inviolabilidad de la vida humana.

A pesar de la airosa defensa, perfectamente ajustada a derecho, el Tribunal condenó a todos los acusados, con excepción de tres, a ser pasados por las armas, El Comandante General, Presidente de la República, General Luis Bográn, confirmó la sentencia respecto al General Emilio Delgado, el Teniente Coronel lndalecio García, el Comandante Segundo Miguel Cortés y el Teniente Gabriel Lozano, a quienes un pelotón legal de fusilamiento ajustició conforme a sentencia el 18 de octubre de 1886, al costado sur de la iglesia de la Caridad.

Cuando los fusiles del gobierno vomitaron su plomo sobre los pechos de los ajusticiados, el viejo reloj de la Catedral lanzaba las ocho campanadas de la mañana.

El General Emilio Delgado había presidido el tribunal militar que condenó a muerte a los Generales José María Medina y Ezequiel Marín y utilizó todas las argucias y triquiñuelas más repudiables para echarles encima la última pena; al General Delgado un Tribunal Militar presidido por el General Longino Sánchez lo hizo comparecer ante el fatídico pelotón, y cuatro años más tarde, el propio General Sánchez, al ver fracasado el movimiento bélico que dirigió y ante la seguridad de la condena a muerte, se dio un pistoletazo y cerró un círculo trágico.

Fuente: Efemérides Nacionales (Víctor Cáceres Lara)

Check Also

15 Octubre 2013: HONDURAS CLASIFICA AL MUNDIAL 2014

Publicación Vista: 10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proximamente Honduras en sus Manos - TURISMO

  • Actividades
  • List Item #2
  • List Item #3

Sub- Heading Text Goes here Tease them

A %d blogueros les gusta esto: