Home / Honduras en la Historia / 22 DE NOVIEMBRE 2008, OCURRIO EL ROBO DE MÁS DE 700 AK 47 FUE UNO DE LOS ESCÁNDALOS QUE MÁS IMPACTO CAUSÓ EN EL PAÍS DURANTE 2015.

22 DE NOVIEMBRE 2008, OCURRIO EL ROBO DE MÁS DE 700 AK 47 FUE UNO DE LOS ESCÁNDALOS QUE MÁS IMPACTO CAUSÓ EN EL PAÍS DURANTE 2015.

Un reportaje de investigación periodística de Diario LA PRENSA reveló que sin dejar el menor rastro, unos 700 fusiles Kalashnikov o AK 47 y otras armas cortas decomisadas en operativos policiales desaparecieron inexplicablemente de una bodega a cargo de la desarticulada Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación (DNSEI).

Este nuevo hecho salpicó a varios altos oficiales de la Policía Nacional y aún no se sabe si muchas de esas armas fueron a parar a manos de grupos delictivos o del crimen organizado que operan dentro y fuera de las fronteras de Honduras.

El caso también puso en evidencia la corrupción y debilidad de la institución policial en el manejo y custodia de este tipo de artefactos bélicos, pues ya en octubre de 2011 se reportó la sustracción de 300 fusiles FAL y 300,000 proyectiles de un contenedor de la unidad especial Cobras.
El nuevo robo de armas se dio a conocer en noviembre de 2015 por el reportaje de LA PRENSA.

Estas armas estaban en una sede de la Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación que funcionaba en las cercanías del aeropuerto Toncontín en el sur de Tegucigalpa. En el lote de pertrechos también había armas en desuso de la Policía Nacional y otro tipo de revólveres decomisados en los últimos diez años en operativos y acciones contra el crimen ejecutados por la institución policial.

La sustracción comenzó en 2008 y ya hay una investigación sobre el caso y los resultados se enviaron a la Fiscalía.

Tras los reportajes, la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP) reabrió los casos del robo de más de 700 fusiles AK 47 de las bodegas de la DNSEI y 300 FAL del Escuadrón Policial Cobras.
La DIECP confirmó que trabajarían con el Ministerio Público para que los robos no queden en la impunidad.

El 23 de noviembre, la Secretaría de Seguridad de Honduras confirmó el robo de fusiles AK-47 y otras armas cortas, ocurrido entre 2010 y 2011, en una de las bodegas de la Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación (Dnsei).

La Policía Nacional reconoció la sustracción de alrededor de 700 fusiles Kalashnikov, mejor conocidos como AK-47, de los que se teme hayan ido a parar a las bandas del crimen organizado que actúan dentro y fuera del país.

En total fueron 700 rifles de asalto, los que fueron sustraídos de la bodega.

Leonel Sauceda, portavoz de la secretaría expresó que “se ha investigado que había numerosas armas largas en la Dnsei y se extraviaron entre los años 2010 y 2011, por lo tanto, al darse esta situación incorrecta, de inmediato la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (Diecp) realizó investigaciones a finales de 2012 e inicios de 2013 para establecer y determinar responsabilidades a los que en determinado momento las puedan tener”.

“De lo que tenemos conocimiento es que la Diecp remitió un informe de las investigaciones que ha realizado al Ministerio Público para continuar con el procedimiento legal que corresponde. En ese sentido, queremos manifestar que es una investigación en proceso y que todo está en manos de la Diecp y con el conocimiento del Ministerio Público”, agregó Sauceda.

 

Óscar Vásquez, titular de la Diecp, confirmó que las indagaciones del hecho comenzaron desde 2012, como producto de una información confidencial. Vásquez expresó que se identificó a dos o tres personas que estaban directamente relacionadas con la custodia del armamento, así como a dos directores y otros oficiales que estaban encargados de los bienes en el momento que ocurrió el robo.

Las investigaciones preliminares establecen que no se llevaba un registro de los fusiles, lo cual facilitó la sustracción de los mismos sin dejar pistas. Por esto se acusa a los directores y oficiales de “negligencia y omisión”.

A finales de 2011 ya se había denunciado un extravío irregular de 300 fusiles FAL y 300.000 proyectiles del comando de operaciones especiales «Cobras» de la Policía Nacional, hecho que las autoridades expresaron no tuvo conexión con el robo de los AK-47

Check Also

09 DE AGOSTO DE 1982 SE CELEBRA EL DÍA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS Y GARÍFUNAS

Publicación Vista: 130

Proximamente Honduras en sus Manos - TURISMO

  • Actividades
  • List Item #2
  • List Item #3

Sub- Heading Text Goes here Tease them

A %d blogueros les gusta esto: