Home / La Otra Honduras III Parte / LA LEYENDA DEL CIPITÍO

LA LEYENDA DEL CIPITÍO

Aunque he hecho mención en otras ocasiones de este personaje de nuestras leyendas, no fue sino hasta hace muy poco que encontré, en el sitio de internet http://www.tugentelatina.com/m/…/vi…/La-leyenda-del-cipitio… este corta pero sustanciosa versión del origen puramente indígena del Cipitío. 
Como veremos, no se trata de otra herencia española, sino que tiene raíces náhuatl, como muchas de las palabras y costumbres que usamos a diario.

El Cipitio es un cipote (niño) de 10 años con un estómago bien grande.

Su nombre se toma de la palabra del nahuat “Cipit” o “Cipote” que significa niño. Algunos también relacionan su nombre con el de Xipe Totec.

Según la leyenda, él es el hijo de un romance prohibido de una mujer nativa llamada Sihuehuet, conocida como Siguanaba y del hijo del dios Tlaloc.

El Cipitio fue condenado por Tlaloc, a vivir para siempre como un chico de 10 años con sus pies colocados al revés, como recordatorio del amor perverso de su madre.

Las historias que cuentan los campesinos, es que él viene a sus campos y que encuentran los pasos de un muchacho, pero se pierden siguiendo las huellas, porque algunos no saben que el Cipitio tiene sus pies al revés, lo siguen en la dirección incorrecta.

Otra característica del Cipitio es que le gusta comer cenizas, lanza piedritas a las señoritas hermosas y le gusta comer mucho la variedad de plátanos conocidos como “Guineo Majoncho” de El Salvador. El podría también “Teletransportarse” donde quiera y cuando lo desee.
Y ahora, usted también lo sabe.

Check Also

UN PEDACITO DE LA TRINIDAD…

Publicación Vista: 923

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proximamente Honduras en sus Manos - TURISMO

  • Actividades
  • List Item #2
  • List Item #3

Sub- Heading Text Goes here Tease them

A %d blogueros les gusta esto: