Home / La Otra Honduras III Parte / MORAZÁN ERA CATÓLICO

MORAZÁN ERA CATÓLICO

El licenciado Miguel Cálix Suazo, a quien tuvimos el gusto de conocer hace muchos años en Costa Rica, cuando él llevaba a cabo algunas de sus muchas investigaciones, es el autor del texto que hoy les traigo y que nos brinda datos muy interesantes sobre nuestro héroe máximo, el general Francisco Morazán.

Al calor de las pasiones, los adversarios políticos de Morazán lo acusaron de ateo, hereje, anticristo y otros términos insultantes similares; y que podría ser excomulgado. Con tales expresiones se buscaba presionarlo para que desistiera de sus propósitos de salvaguardar el imperio de la Constitución y las leyes, así como defender la Independencia de Centroamérica. Los documentos manuscritos que poseo y que he dado a conocer en mi obra LA POSTERIDAD NOS HARÁ JUSTICIA (6 volúmenes) demuestran la falsedad de tales acusaciones, la que se puede evidenciar si se analiza la vida de Morazán por el final, por el principio o cuando fue gobernante. En este artículo lo hago comenzando por el día de su muerte, en que su fe católica queda totalmente comprobada, ya que en el amanecer del 15 de setiembre de 1842, en la ciudad de Cartago, Costa Rica, se confesó ante el sacerdote Vicario Foráneo don José Gabriel del Campo. Además, en la segunda línea de su Testamento expresó: “En el nombre del Autor del Universo, en cuya religión muero”. Luego, en la sétima cláusula de dicha página cívica, en la que debieran aprender a leer los niños de Centroamérica, como decía Marco Aurelio Soto, manifiesta: “Declaro que no tengo enemigos, porque ni el menor rencor llevo al sepulcro contra mis asesinos que los perdono y les deseo el mayor bien posible”, expresión similar a la del Mártir del Gólgota cuando dijo “PADRE PERDÓNALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN”. Y minutos antes de que sonaran los disparos asesinos, Morazán se santiguó: “En el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”. Esto lo asegura un testigo presencial del fusilamiento del Caudillo, el señor Carlos Ulloa, joven entonces y posteriormente Obispo de Costa Rica.
Dos semanas antes de morir, Morazán fundó un colegio de segunda enseñanza que bautizó con el nombre del Santo de la Juventud, San Luis Gonzaga, y que todavía lleva ese nombre, centro de enseñanza considerado por las autoridades costarricenses como la vanguardia educativa del país. Con fecha 8 de julio de 1842, logró poner de acuerdo a los párrocos de San José y Cartago, para que los josefinos devolvieran a los cartagineses la imagen de la Virgen de Los Ángeles, la actual Patrona de Costa Rica, que les habían capturado como botín de guerra. Además, dio autorización al párroco de San José para mandar a construir una imagen igual, para adoración de los josefinos, la cual sería costeada por el Estado. El 26 de mayo de 1842, mediante nota Nº 87 de Hacienda ordenó a las autoridades civiles del Estado para que se hicieran presentes en la función del Corpus Cristi, una de las solemnidades más grandes de la Iglesia Católica. También es digno de tomar en cuenta la fórmula que estableció con fecha 10 de agosto de 1842, al sancionar el Decreto N° 81, para el juramento de los Diputados y funcionarios municipales cuando tomaban posesión de sus cargos, ya que los obligaba a jurar la fidelidad y respeto a las leyes DE RODILLAS y sosteniendo en sus manos los Santos Evangelios y una imagen de Cristo Crucificado.
Y ahora, usted también lo sabe

Check Also

UN PEDACITO DE LA TRINIDAD…

Publicación Vista: 866

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proximamente Honduras en sus Manos - TURISMO

  • Actividades
  • List Item #2
  • List Item #3

Sub- Heading Text Goes here Tease them

A %d blogueros les gusta esto: