Home / La Otra Honduras III Parte / UNA HAZAÑA DE MEDINITA

UNA HAZAÑA DE MEDINITA

Nuestros actos diarios son los que nos dan a conocer la personalidad. Pero la forma en que actuamos en circunstancias excepcionales, denotan nuestro carácter. Esto nos lo enseña nuestro programa de hoy, que tomamos de los Anales del Archivo Nacional: En el anecdotario cívico figura una página de gloria que pertenece a Juan Antonio Medina, el célebre «Medinita». Durante el sitio que Carrera puso a San Salvador, el brillante coronel hondureño se distinguió en la legión de invictos que hacían guardia de honor a Gerardo Barrios.

A los veintidós días de sitio, Medina sabe que su padre está agonizante en Ilobasco: pide permiso al General para ir a cerrar los ojos de su progenitor, y Barrios, al concedérselo, le advierte lo difícil que le será salir de la plaza por el número de los sitiadores. Se dirige entonces a Carrera solicitándole se le deje pasar, y el indio no le niega la justa petición. Va Medina a cumplir su deber filial, y cuando da sepultura a su querido muerto, retorna a la capital salvadoreña; de nuevo se pone al habla con el jefe sitiador, a quien pide le deje ir a ocupar su puesto al lado del General Barrios; y la orden de Carrera es que dejen pasar al Coronel Juan Antonio Medina, y que, si en la toma de la ciudad, él y Cabañas caen prisioneros, se les salve la vida.
No cabe duda de que este tipo de acciones, aunque se trate de u o de los grandes enemigos del General Morazán, dice mucho del General Carrera. Y ahora, Usted también lo sabe.

 

Check Also

UN PEDACITO DE LA TRINIDAD…

Publicación Vista: 868

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proximamente Honduras en sus Manos - TURISMO

  • Actividades
  • List Item #2
  • List Item #3

Sub- Heading Text Goes here Tease them

A %d blogueros les gusta esto: